ensalada tibia con pollo y vegetales asados

Ensalada tibia de pollo y vegetales

A días de comenzar la primavera, es momento de comenzar a planificar un cambio en nuestra  dieta diaria. Para que la transición entre los guisos y las ensaladas sea amigable podemos comenzar preparando una ensalada tibia, en este caso, de pollo.

En este tipo de ensaladas podemos agregarle diferentes clases de alimentos mezclando vegetales, carnes, cereales y hasta frutos secos. De esa forma lograremos un plato -además de sustancioso- con contraste de texturas y temperaturas.

Ingredientes para la ensalada tibia de pollo

  • 2 remolachas asadas
  • 3 rodajas de calabacín asado
  • 1 suprema de pollo
  • 1/2 taza de garbanzos cocidos
  • 2 cucharadas de nueces
  • lechuga
  • rúcula
  • aceite de oliva
  • 1 naranja
  • sal
  • pimienta
  • salvia fresca

Preparación de la ensalada:

La mayoría de los componentes de esta ensalada están cocidos. Por lo tanto su elaboración será en dos pasos. En primer lugar, tendrás que cocinar las verduras, el pollo y los garbanzos (salvo que uses los de lata).

Te recomiendo que las remolachas y el calabacín los cocines en el horno, ya que de esa forma conservan mucho más sabor y color que al hervirlos. Las remolachas se cocinan enteras, con cáscara y el calabacín en cubitos.  Si cubrís la asadera con papel aluminio, se cocinan más rápido.  Recordá girar los cubitos de calabacín -a la mitad de la cocción- para que se doren de todos lados.

En cuanto a la suprema de pollo cocinala -al vapor, al horno o a la plancha- bien condimentada de forma que esté sabrosa antes de agregarla a la ensalda.  Además de sal y pimienta, podés agregarle ralladura de limón, que le va muy bien al pollo. Cuando esté cocido, cortalo en trozos no demasiado pequeños, pero que se puedan comer solo con tenedor.

Una vez que están prontos el pollo las remolachas y el calabacín, es momento de preparar la vinagreta. Mezclá en un tazón el aceite de oliva, sal, pimienta, el jugo y ralladura de naranja y unas hojas de salvia picada. Batila para que se integre y reservala.

Acomodá las hojas verdes en el fondo del plato, y sobre ellas agregá el resto de los ingredientes. Por último, añadí la vinagreta y a disfrutar.

 

logo de las recetas conversadas

 

Inicio

Recetas

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *