milhojas de papas

Gratén de papas con jamón crudo y parmesano.

Pasan los años, y hay platos que logran sobrevivir a las modas. ¿Quien no tuvo una abuela que preparara una fuente de papas -horneadas- cubiertas con leche, huevo y queso rallado? Mi madre también las preparaba para sus nietos y las llamaba: papitas pa´l loro. Con el tiempo, sustituimos la leche por crema de leche y le fuimos agregando algunos otros ingredientes y también lo rebautizamos. Ahora le decimos: gratén de papas.

En definitiva, estoy segura que -en todas sus versiones- sigue siendo un plato bien recibido en cualquier mesa. Por ejemplo, en mi cocina no siempre preparamos la misma combinación. Dependiendo de la estación, de las existencias en la heladera o del cocinero de turno vamos haciendo diferentes variaciones del gratén de papas.

En este caso, elegimos jamón crudo como compañero de las papas, y luego le fuimos agregando otros ingredientes que nos pareció le podían quedar bien. Y no te miento si te cuento que quedó muy bien.

Ingredientes para el gratén de papas:

  • 1/2  k. de papas
  • 250 cc. de crema de leche
  • 3 cucharadas de queso untable
  • 2 puerros
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 100 grs. de jamón crudo (en fetas)
  • 100 grs. de queso parmesano
  • salvia fresca

Preparación del gratén de papas:

La primer tarea a encarar es lavar y pelar las papas. A mí me gusta hervirlas unos minutos antes de ponerlas en el horno. De esa forma, te asegurás que queden perfectamente cocidas y evitas la sorpresa de encontrar papas crudas al momento de servirlas. En el agua agregá -además de sal- un diente de ajo y una hoja de laurel para irle agregando sabor a las papas.

Una vez que están  tiernas, sacalas del agua y cortalas en rodajas.

Mientras, picá los puerros en rodajas finas y saltealos en un sartén con aceite de oliva. Aprovechá este tiempo también para cortar las fetas de jamón crudo en trocitos y el queso parmesano en lascas.

Poné un fondo de aceite de oliva en una fuente , y luego acomodá una capa de papas.  Sobre ellas, agregá pimienta recién molida, y unas hojas de salvia. Luego, es el turno de los puerros, el jamón y el parmesano. Continuá intercalando capas hasta completar la fuente.

Por otro lado, mezclá la crema de leche con el queso, pimienta y una pizca de sal. Volcá esa preparación sobre las capas.

Terminá con queso parmesano rallado y llevalo al horno hasta que se dore.

logo de las recetas conversadas

 

Inicio

Recetas

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *