Hummus de garbanzos

Hummus de garbanzos

El hummus  es un puré  muy cremoso, generalmente de alguna legumbre, al que el agregado de otros ingredientes como el ajo y el tahini lo remon tan a otro nivel.  El hummus de garbanzos es el más popular,  aunque hay muchas variantes como el de remolacha, de zanahorias o de berenjenas.

Creo que vale la pena probar cualquiera de ellos.  Pero como por algún lado hay que empezar, te propongo preparar el hummus de garbanzos en esta primer instancia.

Esta receta proviene de las cocinas de Oriente Medio, donde lo suelen acompañar con pan de pita.  Hoy en día se ha popularizado por estas latitudes, preferentemente con tostadas, totopos o, en su versión más saludable, con bastoncitos de verduras.

Ingredientes para el hummus de garbanzos

  • 2 tazas de garbanzos cocidos (pueden ser los de lata)
  • 1 ajo asado
  • 2 cucharadas de tahini (pasta de sésamo)
  • 1 cta de aceite de sésamo (opcional)
  • 3 cdas de aceite de oliva
  • 1 limón
  • sal
  • perejil
  • 1  cta de pimentón

Preparación del hummus de garbanzos

Reservá algo del líquido de los garbanzos para suavizar el puré, si es necesario.

Rociá la cabeza del ajo con aceite de oliva, sal y pimienta y llevalo al horno envuelto en papel aluminio hasta que esté tierno. Si acaso te estás preguntando si será lo mismo agregarle el ajo crudo, la respuesta es un rotundo: No. El ajo pierde intensidad al asarlo, pero gana en complejidad. Además la textura  que logra, añade cremosidad al hummus.

Poné en el vaso del mixer:  los garbanzos, la pulpa de ajo asado, el tahini, 1/2 cta de pimentón, sal, aceite de sésamo y 2 cdas del de oliva y procesalo hasta lograr una pasta cremosa.  Le podés agregar  líquido de los garbanzos si te gusta más cremoso.

Si no tenés tahini podés prepararlo, en la mixer, con semillas de sésamo tostadas y aceite de oliva.  En  caso de que tampoco tengas semillas de sésamo, ni ganas de salir a comprarlas, te recomiendo agregarle aceite de sésamo al hummus, o dejar para prepararlo otro día.

Colocá el hummus en un recipiente hondo y espolvorealo con el perejil picado, el resto del pimentón y por último un chorrito de aceite de oliva.

Servilo con tostadas, grisines o bastoncitos de zanahoria cruda y disfruta de tu hummus de garbanzos.

Buen fin de semana.

logo de las recetas conversadas

 

Inicio

Recetas

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *