ñoquis de remolacha y papa

Ñoquis de remolacha, un 29 a todo color.

Este 29, fascinada por el colorido otoñal de las calles de mi barrio, me jugué por unos ñoquis a todo color. En otras oportunidades los he preparado de papa, de albahaca, de espinaca, o de calabaza pero tenía pendientes los ñoquis de remolacha.

El resultado es un plato que, además de vistoso, es muy rico. El truco es no preparar una salsa que los opaque, para poder disfrutar del sabor medio dulzón de la remolacha. Me hubiera encantado servirlos con una manteca con salvia, pero ya no queda esa aromática en mi huerta, Por ese motivo me decidí por la albahaca, a la que suavicé con un poco de ciboulette.

Ingredientes para los ñoquis de remolacha:

  • 3 remolachas grandes
  • 2 papas grandes
  • 1 huevo
  • mezcla de harinas aptas para celíaco
  • sal
  • pimienta
  • ralladura de 1 limón
  • 80 grs de queso rallado

Ingredientes para el pesto:

  • 50 grs de almendras picadas
  • albahaca
  • ciboulette
  • 1 ajo asado
  • aceite de oliva

 

  • queso parmesano en lascas

 

Preparación de los ñoquis:

La primer tarea es cocinar las remolachas y las papas. La mejor opción es asarlas ya que, de esa forma, conservan su color y sabor.

Yo las lavo con un cepillo y las cocino en el horno, con sal y pimienta, sin retirarles la cáscara.

Una vez que están tiernas, pelalas y deshacelas con un pisa papas. Luego, agregá el huevo, los condimentos y el queso rallado.

Por último comenzá a incorporar la harina, hasta que lograr armar una masa tierna, y dejala reposar bien tapada.

Una vez que la masa descansó, hacé rollitos y luego cortá cada uno de ellos en trocitos (de tamaño similar). Podés pasarlos por un tenedor o por el palito (que algunos llaman ñoquera) y que sirve para marcarle algunas líneas. Esas líneas permiten que los ñoquis se cocinen mejor y que la salsa los impregne completamente.

Dejalos sobre la mesada o una tabla, con bastante harina, y tapalos con un paño limpio hasta que sea el momento de cocinarlos.

Se cocinan en una olla con abundante agua (con sal) hirviendo. Y se retiran en cuanto suben a la superficie.

Preparación del pesto:

En este caso  preparé el pesto con almendras en lugar de nueces y mezclé ciboulette con la albahaca, De esa forma el pesto resulta más suave y permite sentir el gusto de la remolacha en los ñoquis.

Con ese mismo sentido, utilicé al ajo asado que tiene un sabor mucho más delicado que el ajo crudo.

De todas formas, me quedo con la idea de servirlos con manteca y salvia. Pero, seguramente no faltará oportunidad.

 

logo de las recetas conversadas

Inicio

Recetas

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *