papas al plomo a la parrilla

Papas al plomo a las brasas

Llegó febrero y seguimos funcionando en “modo vacaciones”. Todo parece suceder de forma más descontracturada, incluyendo la cocina que se traslada -siempre que es posible- al espacio exterior. Las papas al plomo son un clásico de este tipo de cocina.

Un parrillero, un medio tanque, o cualquier fogón improvisado en la tierra sirve para armar un fuego donde podamos “tirar” algo.  Las carnes suelen ser las estrellas en la parrilla,  aunque tienen algunos competidores de peso. Las papas al plomo son un ejemplo de eso.

Para empezar, al momento de hacer las compras es importante que selecciones papas de tamaños similares, que se cocinen en el mismo tiempo. Si vas a utilizar papas de cáscara blanca podés asarlas ahorrándote la tarea de pelarlas.  Si en cambio, te decidís por la rosada te recomiendo pelarlas ya que la cáscara es más gruesa y no es tan agradable para consumirla.

Una vez que tengas la parrilla encendida, colocá las papas al plomo directamente sobre las primeras brasas. Solo debes ocuparte de girarlas una vez y de mantener brasas calientes a su alrededor. Mientras tanto, podés controlar los puntos de cocción de las carnes, y picar pan y algún chorizo que los comensales deben estar hambrientos…

Las papas al plomo podés acompañarlas con infinidad de mayonesas o salsas, pero te recomiendo que no dejes de probarlas con manteca y ajo, o manteca y salvia. Hora de ir a revisar como estamos de leña.

Ingredientes

  • papas de tamaño similar (1 por comensal)
  • manteca
  • sal
  • pimienta
  • ajo
  • salvia
  • papel aluminio

Preparación de las papas al plomo

En primer lugar, lavá las papas con cepillo. Si son de cáscara blanca no es necesario pelarlas, será suficiente con que le retires las partes de piel que tengan imperfecciones.

Una vez lavadas y secas, untalas generosamente con manteca y agregales sal y pimienta. Envolvé cada papa en un trozo de papel aluminio, verificando que quede completamente envuelta.

A continuación, colocá las papas al plomo directamente sobre las brasas, de forma que reciban calor intenso. Tardarán, dependiendo del tamaño, aproximadamente 45 minutos en estar prontas. No abras el papel aluminio para verificar si están en su punto, ya que de esa forma pierden calor. Será suficiente, para chequear si están cocidas, con pincharlas con un tenedor a través del papel.

Una vez que las papas al plomo estén prontas, llevalas a la mesa envueltas en el aluminio. Mi recomendación es que prepares manteca con ajo, o con salvia y la presentes en un recipiente junto a las papas. Cada comensal, al retirarla de su envoltura, podrá cortarlas a la mitad y colocar un trocito de manteca sobre cada una de las partes. ¡Pah! la manteca se derrite y para que te voy a contar…

logo de las recetas conversadas

 

Inicio

Recetas

Compartir

Un pensamiento en “Papas al plomo a las brasas

  1. lUCIANO

    QUISIERA PODER CONOCER AQUEL QUE TOMO EL LIDERAZGO PARA BAUTIZAR A LAS PATATAS O PAPAS HECHAS EN LAS BRASAS (PARRILLA) CON EL TAMAÑO ERROR DE LLAMARLAS “PAPAS AL PLOMO” DEBE HABER CONFUNDIDO METALES COMO EL ALUMINIO CON EL PLOMO ….POR FAVOR REPETIRLO NO LO HAGAN FUERA DE FRONTERAS…….
    Radiografía que muestra densas líneas metafisarias, características del saturnismo. Se denomina saturnismo, plumbosis o plombemia al envenenamiento que produce el plomo (Pb) cuando entra en el cuerpo humano. … El plomo es el primer metal conocido y más ampliamente estudiado por su riesgo ambiental.
    lUCIANO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *