pavlova con frutos rojos

Pavlova con frutos rojos, en versión mini

A pesar de que -según cuentan- la pavlova es un postre bastante antiguo, no era muy conocido en nuestras cocinas hasta hace poco tiempo. Gracias a los concursos de cocina, que sí son muy populares por aquí, lo descubrimos e inmediatamente comenzamos la investigación con diferentes recetas.

Luego vinieron las obligadas degustaciones de entre casa.Y finalmente, en una reunión familiar -levemente ampliada- presentamos nuestras pavlovas. Las preparamos en versión mini, de esa forma nos evitamos el corte de la torta y ensuciar platos y cubiertos.

Ingredientes para la pavlova:

  • 3 claras
  • 1/4 cta. de cremor tártaro
  • 200 grs de azúcar
  • 1 cta. de vinagre
  • 1 cda de almidón de maíz
  • 250 cc de crema de leche
  • 3 cdas. de azúcar impalpable
  • frutillas o frutos rojos

Preparación de la pavlova:

Comenzá batiendo las claras con el cremor tártaro hasta el punto de merengue.

Luego, incorporale el azúcar de a poco y sin dejar de batir. De a una cucharada por vez y sin bajar la velocidad de la batidora.

Una vez que el azúcar se integró, agregá el vinagre y luego sacá el merengue de la batidora.

Por último, añadí el almidón de maíz en forma envolvente.

Una vez que el merengue está pronto, colocalo en una manga con pico liso.

Armá las mini pavlovas sobre una placa forrada con plancha de silicona, o papel enmantecado.

Podés hacerlo de dos formas:

  1. hacer espirales con el merengue -formando círculos- y en la parte exterior agregar más merengue para formar una pared que contenga el relleno.
  2. colocar montoncitos de merengue y luego aplastarlos en el centro con una cuchara. De esa forma quedaran como volcanes.

Como en este caso estamos haciendo mini pavlolvas la segunda opción funciona perfectamente. Si vas a hacer una pavlova grande, te recomiendo armarla con la primera opción para que quede más prolija.

Las pavlovas se cocinan en horno a  baja temperatura (120°) por 1:15 hs aproximadamente. Chequealas periódicamente y no dejes que se doren. Una pavlova grande lleva un poco más de tiempo para quedar bien seca.

Batí la crema con el azúcar impalpable hasta punto de chantilly. Colocá esa crema en el centro de la pavlova y luego decorá con frutillas, o frutos rojos.

Se rellenan en el momento de servirlas, ya que se humedecen rápidamente con la crema. De todas formas, podés tener preparadas las pavlovlas desde el día anterior, siempre que las guardes -envueltas con film- en un lugar seco y a temperatura ambiente.

 

logo de las recetas conversadas

 

Inicio

Recetas

 

 

 

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *