miniaturas de pescado gluten free

Miniaturas de pescado, con opción gluten free.

Si estás de vacaciones y disfrutaste de una mañana de playa, no dejes de pasar por los puestos de pescadores de la zona para ver que productos frescos tienen a la venta. Preparar y comer unas miniaturas de pescado recién hechas, abrir una cerveza bien fría, sentarte a la sombra… sentirte Gardel.

Si tenés suficiente cerveza, mi consejo es que prepares la mezcla del rebozado sólo con cerveza. Pero no te quedes sin stock para acompañar el almuerzo. En definitiva, no quedan mal si utilizas agua con gas, o parte y parte. Si tenés niños a la mesa, también podés optar por preparar las miniaturas con agua y que te quede más cerveza para acompañar el almuerzo.

Si querés hacerlas aptas para celíacos, tenés que utilizar cualquier mezcla de harinas libres de gluten y asegurarte que el polvo de hornear y la cerveza también sean gluten free, el resto de los ingredientes no tienen riesgo. El otro cuidado importante, es que no hayas freído en ese mismo aceite algún otro alimento que pudiera estar contaminado con gluten.

Ingredientes para las miniaturas de pescado:

  • 500 grs de bifes de pescado fresco
  • 100 grs de harina
  • 1 y 1/2 taza de harina (o mezcla de harinas sin gluten)
  • 1 cta polvo de hornear
  • 300 cc de cerveza fría, aprox una botella chica (la podés sustituir por agua con gas)
  • 1/2 cta de sal
  • pimienta
  • ralladura de 1 limón
  • perejil o ciboulette
  • 1 limón cortado en gajos
  • aceite para freír

Preparación de las miniaturas de pescado:

Comenzá por preparar la mezcla para rebozar las miniaturas. Para ello, tenés que mezclar en un bowl: la taza y media de harina, polvo de hornear, sal, pimienta, ralladura de limón y el perejil o cibolulette.  Luego agregale -de a poco- el líquido que hayas elegido (cerveza o agua con gas o mezcla de ambas). Tiene que quedar una mezcla un poco espesa, similar a la de los buñuelos. Reservala en la heladera por media hora.

Mientras, cortá las postas de pescado en trozos más pequeños y pasalos por harina. Y luego, de a pocos, por el batido que preparaste para rebozarlos. A medida que los pasás por la pasta, los ponés directamente en el aceite caliente, dándolos vuelta una vez que están dorados.

Una vez que están dorados de ambos lados, retiralos con una espumadera y dejalos sobre papel de cocina para que pierdan el exceso de aceite.

Si te sobra mezcla del rebozado, cortá unos aros de cebolla y seguí el mismo procedimiento. Quedan espectaculares.

Solo te falta preparar alguna salsa rica para acompañar las miniaturas. Puede ser una criollita, jalea de chiles, alioli… o simplemente agregarle a la mayonesa un poco de ajo, o hierbas.

No necesitás tremendo jardín y piscina para disfrutar de estas miniaturas de pescado. Un balcón, una azotea o un patio y una manguera a mano son suficientes siempre que estés en modo vacaciones. Para mí, es indispensable estar de chancletas para lograrlo.

logo de las recetas conversadas

 

Recetas

Inicio

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *